• img

    Como si se tratara de la vida misma, nuestros Wayuu entrelazan sus sentimientos, percepciones del mundo y sabiduría en cada pieza que elaboran. Esta destreza manual vino heredada de la araña Walekerü quien enseño a las mujeres humanas el arte del tejido y los diseños.

  • img

    Las danzas sintetizan el quehacer social, emotivo, artístico y laboral de nuestras comunidades. El cuerpo danzante es la fertilidad, el amor, el poder, la historia, el campo, la cotidianidad... todo aquello que a través de los movimientos se persigue la intención de comunicarse.

  • img

    La música de Francisco El Hombre, ese personaje que es leyenda y realidad, es prolífica en La Guajira. La poesía de nuestros pueblos, esa que se canta, hoy más que nunca tiene presencia en el país y es sin duda parte de la identidad del ser Caribe.